Agridulce partida hacia Nueva York: lágrimas de despedida e ilusión ante la siguiente aventura