Continua nuestra estancia en Broadstairs, cada vez los niños aprenden más y se desenvuelven mejor fuera de sus hogares. Seguimos teniendo una agenda repleta de actividades todas ellas llenas de emoción y, por supuesto, en inglés.