¿Quién dijo que el ajedrez no era divertido…? Los niños de 4 y 5 años disfrutan mucho con estas nuevas actividades.