Pastoral

Pastoral 2017-2018.

¡Ponte en camino!

Cuando Dios entra en la vida de una persona, la desestabiliza por completo, la saca de su comodidad y la lanza a nuevos horizontes, hacia nuevas metas de realización personal. Nos convertimos así en peregrinos siempre en marcha.

Si nos fijamos en los distintos personajes bíblicos, ellos constituyen nuestros modelos de buscadores, como Abrahám “sal de tu tierra”; Moisés  “Yo te enviaré al Faraón para que saques a mi pueblo fuera de Egipto”; los profetas…Hasta el mismo San Pablo, que le ardía la Palabra en su interior y se veía abocado a proclamarla a los cuatro vientos.

 

Señor Jesús:

me pongo en camino.

Quiero buscarte.

Dame un corazón sencillo,

unos pies ligeros,

unos ojos abiertos para que mi marcha

sólo se dirija a Ti.

Oriéntame cuando me pierda,

acógeme cuando me canse,

llévame a los otros cuando me sienta solo.

Dame valentía, fortaleza y audacia

para no decaer en mi búsqueda,

para permanecer siempre firme.

Haz que mis pies pisen la tierra pobre

que pisaron los tuyos,

que mis hombros sólo carguen la libertad

y el desprendimiento que llevaron los tuyos,

que mis entrañas anhelen sólo tu Palabra.

Amén.