Pastoral

Pastoral 2018-2019.

A todos nos gusta recibir mensajes, bien vía whatsApp, correo, etc. El que nos indiquen que tenemos un mensaje, nos dispone a recibir alguna sorpresa, a estar a la expectativa a ver qué dice y qué nos dice… pero sobre todo el recibir un mensaje indica que existimos para alguien, que somos importantes para esa persona, y si el mensaje es positivo… encima nos llena de alegría.

Cada día y en cada circunstancia, hay Alguien que nos envía un mensaje; sí, es Jesús. Pero para saber cómo esperarlo, cómo buscarlo, cómo acogerlo, como vivirlo, cómo compartirlo, necesitamos “estar atentos”, vivir muy consciente de que en cualquier momento Jesús me lanza su mensaje.

Hay una palabra en la Biblia que se repite más de mil veces y es ESCUCHA. Esta es la actitud principal para saber qué me quiere decir el Señor; y para escuchar tengo que guardar silencio a otras voces que me impiden conectar con mi interior donde el Señor me suele hablar; también me habla en los acontecimientos que vivo cada día, en las cosas ordinarias y extraordinarias, en las personas, sobre todo en aquellas que me pueden necesitar, en su Palabra, etc.