Nos convertimos en expertos de la medida. Hacemos estimaciones y luego lo comprobamos con nuestras herramientas de trabajo. En las clases de segundo ya han surgido muchos futuros arquitectos.