El trabajo de los alumnos de secundaria fue decisivo para el buen funcionamiento de las celebraciones de esta semana. Ellos prepararon un teatro lleno de cuentos, princesas y madrastras malvadas para entretener a los más pequeños. También se encargaron de contar, utilizando las tecnologías antiguas y modernas, las historias que ellos mismos habían inventado. Un trabajo que, junto al de todos los profesores, queremos agradecer desde aquí. Y por supuesto, animaros a todos a continuar leyendo: «leer nos hace libres»