El día de Madre Petra es uno de los más importantes para todos los que formamos parte de la congregación de Madres de Desamparados, festejar con alegría el día de nuestra fundadora nos hace sentirnos partícipes de su legado.
Desde bien temprano las ventanas de nuestro colegio se empiezan a decorar para que todo esté perfecto para el momento de la procesión; tras la Eucaristía en el patio, los alumnos de 4º de ESO, son los encargados de llevar a hombros a Madre Petra para que todos sus compañeros la reciban entre aplausos y vítores.
A media mañana, dan comienzo los talleres y juegos: karaoke, esquís, maquillaje, pompas de jabón, globoflexia… Los partidos de fútbol y voleibol para los de secundaria marcan el final de un gran día de fiesta.