La convivencia de principio de curso marca el camino de Pastoral que seguiremos a lo largo del curso, este año nuestro lema es «Reflejos de Luz en el Mundo y testigos de la Misericordia». Desde los más pequeños, que vivían por primera vez esta experiencia, hasta los más mayores de secundaria todos han convertido en un reflejo del amor de Dios, para alumbrar a sus compañeros y a todo el mundo con sus acciones.