La semana pasada los más pequeños del cole se embarcaron en una aventura de piratas en la que pudieron disfrutar de una fiesta de disfraces y de la búsqueda del tesoro. Para hacer los trajes utilizaron materiales reciclados y cada uno le puso su toque personal